1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
120704 Montaje

Acompasar los tiempos

La jugada del segundo gol de España en la final de la Eurocopa (una jugada en la que el cerebro ofensivo de la selección española, Xavi Hernández, esperó el instante justo para meter un pase al lateral izquierdo Jordi Alba, que definió con calidad ante el portero de Italia), me sirve para dedicar unas líneas a quienes tanto hablan de la necesidad de llegar a un nuevo modelo de negocio en los medios de comunicación; sobre todo, los escritos, lo que incluye los impresos en papel así como los medios en internet.

El milimétrico envío de Xavi estuvo marcado por su determinación –y calidad– para enviarlo, pero si no hubiera espero el momento justo, si no hubiera acompasado los tiempos, la jugada se habría ido al limbo. Se preguntarán ¿a qué viene esta demostración de conocimientos futbolísticos? Pues bien, busquen la explicación en las palabras del consejero delegado de Vocento, Luis Enríquez, quien  en la junta general de accionistas de la compañía afirmó que los precios de los diarios proseguirán subiendo para compensar, de esta forma, el descenso de las ventas. O sea, matar moscas a cañonazos. Esta idea no es la solución para una vía de negocio en declive, salvo para diarios como El País, que es el único –quizás junto a La Vanguardia– que aún en época de crisis salvaje, de bajada de la publicidad y difusión, tiene opciones claras de dar beneficios.

Me llama la atención que Enríquez diga que el periódico va a ser un lujo porque puede que así sea, pero desde luego no en el formato actual, que en muchos casos son noticias del día anterior, noticias por las que la gente que no está acostumbrada a pagar, no tiene pensado pagar, y mucho menos si le suben el precio de los diarios impresos. Los diarios de hoy no son un lujo y aunque lo fueran, la gente no los compra. A las pruebas me remito.

Los grupos de comunicación no tienen una estrategia clara sobre qué quieren hacer con el viejo negocio y con el nuevo, con lo cual difícilmente pueden acompasar los tiempos, lo que puede provocar que entren en offside y sus proyectos desaparezcan o duerman el sueño de los justos hasta que alguien los rescate.

Sobran gurús y periodistas metidos a directivos con mando en plaza y faltan personas que sepan de qué va el tema y que, sin extravagancias ni operaciones suicidas, apliquen su conocimiento y hagan grandes a los demás. Tampoco vendría mal humildad. El seleccionador Vicente del Bosque,  desechado por Florentino  Pérez en el Real Madrid porque el traje no le quedaba tan bien como a otros  muy modernos que posteriormente fracasaron con estrépito, es el ejemplo.

Aunque no tenga mucho que ver, la huelga que hubo recientemente en la Cadena SER abrió en mí un interrogante.¿ Qué harán los medios de internet si un día sus plantillas ejercen el derecho constitucional a la huelga?. ¿Tendremos a los directores como esquiroles? ¿Contratarán personal externo? Veremos.

Imágenes originales:
Luis Enríquez: 233grados
Jordi Alba: As.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *