1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
Odiodedo

El festival del insulto absurdo: #odiogratuito

Internet es caprichoso, no vamos a descubrir nada ahora diciendo algo así. De vez en cuando hay que arriesgarse a medir no lo que ya sabemos de antemano que va a tener impacto, sino aquello que puede convertirse en un fenómeno viral o pasar casi desapercibido. Y eso fue lo que hicimos esta semana en SocialBrains. Twitter nos avisaba el 22 de agosto que ciertos usuarios estaban publicando bajo el hashtag #odiogratuito, que no dejaba de resultar significativo. Prendimos la maquinaria y pronto llegamos al origen de lo que ese día apuntaba maneras.

La cuenta verificada del presentador Dani Mateo se quejaba del poco seguimiento que tenía el hashtag que ese mismo día había puesto en marcha. Y que sintió que debía explicar porque quizá no se entendía muy bien el uso que le estaba dando.

odio01No cabe duda de que Mateo es un personaje célebre y con elevado impacto. Sus cifras tomadas en bruto son dignas de mención, en todo caso: 1.140.000 seguidores en Twitter y una tasa bastante elevada de interacciones por cada una de sus publicaciones. Sin embargo, este asunto del #odiogratuito no terminaba de arrancar. Veamos si no algunas de las respuestas que iba recibiendo.

odio02

odio03 A las 12:47 de ese mismo día, el bot @TrendsMadrid afirmaba que #odiogratuito se había situado ya como tendencia en Madrid. ¿Casualidad? No. 20 minutos antes de ese aviso, se coló en el Timeline uno de los perfiles de mayor impacto en España… y verdadero caso de éxito a nivel mundial, el de @policia. Nuestros tuiteros de la ley y el orden fueron los que terminaron de poner ese hashtag en circulación.

Sin embargo, como hemos podido comprobar en el análisis cuantitativo, tras un pico inicial de menciones, que incluyeron un tweet extra de Mateo insultando a Jesucristo (¡!), la conversación cayó rápidamente y los “insultos en modo absurdo” se fueron por donde habían venido. Con mucho silencio y dejando “solos” a los autores como en un principio el propio presentador de televisión había dicho que se sentía.

¿Campaña preparada?

A la vista de estos datos, cabe plantearse si no fue todo una campaña orquestada de concienciación contra la violencia, en la que se pidió a Dani Mateo que pusiera en movimiento un hashtag que después retomaría e impulsaría la cuenta de @policia.

Pero no parece probable. El concepto “odio gratuito” nos remite a dos escenarios en Google: uno sobre pasajes bíblicos y antisemitismo, que no parece que sea el caso que nos ocupe aquí; y otro que nos lleva a hace seis años, en pleno éxito del programa Sé Lo Que Hicisteis, entre cuya nómina de presentadores figuraba precisamente Dani Mateo. El momento de odio gratuito era una sección presentada por Ángel Martín, según nos cuentan en un blog dedicado a aquel programa:odio04

¿Tiene que ver el arrebato de insultos absurdos de Dani Mateo con una añoranza por aquella sección? ¿Es algo completamente al margen y se trata de una coincidencia aleatoria? Hacerse estas preguntas es declararse ignorante al respecto. Y hacérselas al propio Mateo, como haremos justamente en Twitter cuando publiquemos este estudio, es algo propio de osados. Sí, de la ignorancia a la osadía sabemos que hay apenas un paso. Confíamos en que no se nos juzgue con severidad por ello. 😉 A fin de cuentas, solo hemos hecho un ejercicio de monitorización sobre algo cuyo impacto no podíamos prever.

Nos hemos “tirado a la piscina”, y en lugar de un estudio a la manera habitual, con miles de datos para ser desmenuzados, nos hemos dado de bruces con un comportamiento atípico en un fenómeno que pudo ser viral y no llegó a serlo, y tirando del hilo, con un componente histórico que nos une con el programa de televisión que quizá terminó de dar celebridad nacional al protagonista inicial de esta labor de escucha activa.

En el perfil de SlideShare de SocialBrains tienes acceso al informe completo, con los datos cuantitativos y un análisis con consideraciones añadidas a las que has leído en este post.

Imagen destacada: Freeimages.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *