1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
120530 Bankia

De economía no sabremos, pero de reputación sí: el caso Bankia

Hoy nos hemos propuesto deshacer el tópico. Ese por el que quienes vivimos a este lado de la comunicación y el marketing online pasamos tanto tiempo pegado a las pantallas y a las redes, que desconectamos de lo que sucede en el “mundo real”. Así que en nuestro habitual gesto de asomarnos al mundo, a ver qué se cuenta, hemos echado la mirada a uno de los grandes titulares de la actualidad: Bankia. Y en qué medida afecta a nuestro negocio. Aunque no hemos hallado grandes pistas (y ahí dejamos el testigo para quién lo quiera recoger), sí nos hemos topado con alguna entrada cuya review merece la pena.

En primer lugar, sin duda, este post incisivo de Rafa Osuna titulado, sin pelos en la lengua, Bankia también suspende en las redes sociales. En él, Rafa analiza la presencia Social Media de la entidad, y explica sus percepciones al respecto. Muchos las suscribiríamos si hubiéramos hecho un ejercicio tan simple como el suyo: revisar sus principales canales sociales. Algunos párrafos son dignos de todo un #epicfail de Bankia, como la estridente falta de correlación entre sus following y sus followers: de 4 a más de 4.000. Habrá quien considere que eso es todo un síntoma de influencia. Allá cada cual.

Desde una perspectiva más marketera, también nos llama la atención este post de Pop Marketing por el que, nos lo cuenten como nos lo cuenten, Bankia vale cero aunque sus acciones nunca lleguen a cotizar a tal precio. Y en Puro Marketing abordan la crisis en torno a la entidad ahondando en cuestiones de confianza, credibilidad y reputación. Algunos párrafos también son para enmarcarlos, caso del que sigue: “¿Donde quedaron aquellos eslóganes y campañas publicitarias que tantos sueños vendían mientras continuaba la gran mentira? ‘Bankia, el primer banco de la nueva banca’, ‘hemos abierto una cuenta al futuro’ o ‘Todo un futuro juntos'”.

Una de las fuentes de referencia en entornos más periodísticos es la de Juan Varela. Desde su blog Periodistas 21 también echa mano del término “desconfianza” para abordar la situación, con el foco puesto en las explicaciones de Mariano Rajoy y las informaciones del Financial Times. Un post, como los anteriores, no para entender las características económicas de este fiasco, sino sus consecuencias sobre la reputación del sector, en general, y de Bankia, en particular.

Por último, es este un buen momento para recuperar el estudio sobre la presencia Social Media de la banca española, abordado meses atrás por Internet República. En él, se otorga a Bankia una nota final de 3,4. Lo tremendo del asunto es que aun así y todo, ocupa la parte superior de la tabla de dicho estudio. ¡¡Cómo deben estar las demás!!

Actualización simpática: nos la envía en forma de comentario uno de nuestros colaboradores, Ramón Serrano, que ha detectado un nada despreciable error recogido, al parecer, en una campaña institucional de Bankia: Tot un futut junts. Como él dice: cuesta abajo y sin frenos.

PD: por una conjunción de astros, de duendes tipográficos 2.0, o de otro tipo de circunstancias que no podemos, no sabemos o no queremos reconocer, en la nota final añadimos durante unas horas el apellido Suñer a Ramón Serrano. Confirmamos que Ramón, bien conocido en los entornos digitales como @Ramonser, nada tiene que ver en grado alguno con la familia de aquel general tan mal enterrado por tirios y troyanos (Francisco Franco). No sólo eso. El titular de este post viene como anillo al dedo a este error. Pero habría que ampliarlo: De economía (o de política) no sabremos, pero de reputación sí… Pedimos disculpas a Ramón por el perjuicio que esta confusión haya podido causarle 😉

Este post tiene 2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *