1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
Lecturas2_by_cesar_paul

Los límites de los derechos de autor europeos

A finales del año pasado la Comisión Europea presentaba un conjunto de propuestas para la modernización de los derechos de autor (ES), como base a ese Mercado Único Digital que lleva tiempo rondando en la mente de muchos eurodiputados.

La medida es a grandes rasgos un paso adelante. Es absurdo que sigamos gestionando los derechos de autor como hace medio siglo, máxime considerando la proliferación de Internet y el paradigma de la compartición de enlaces que ello supone.

La patronal AMETIC (ES) lleva desde entonces analizando la propuesta y estos días enviaba a los  asociados (SocialBrains entre ellos) una revisión al marco propuesto por la Comisión Europea, centrada precisamente en los efectos que tendría en la creación de nuevos modelos de negocio, así como en la competitividad de la industria y en la dificultad de acceso al contenido por parte de los ciudadanos.

Y sinceramente, no puedo estar más de acuerdo. A veces en Europa pecamos de proteccionistas…

El informe se centra en dos frentes principales:

  • La necesidad de que sea el servicio quien monitorice y modere los contenidos subidos por el usuario.
  • Los pagos adicionales por la explotación de contenidos.

Bajo el primer punto entraría la propuesta de que sean las plataformas de contenido de terceros (como Facebook) quienes tengan que responsabilizarse por el contenido subido por sus usuarios.

En teoría la decisión es correcta. A fin de cuentas si vives del contenido generado por tus clientes, deberías responsabilizarte de él. Pero por otro lado, entorpece la capacidad de una startup europea de competir en un mercado global donde no existe tácitamente dicha responsabilidad.

Si una startup debe por normativa gestionar el contenido expuesto en su plataforma, se transforma de facto en un negocio que no es escalable digitalmente, habida cuenta de que dependerá de un equipo de moderadores cada vez mayor para suplir las necesidades de la misma. A día de hoy estas compañías ya están obligadas por la propia presión social y del mercado a moderar el contenido que sus usuarios publican. Llevarlo a nivel legal quizás sea más un freno que una seguridad.

Todo aquel que crea contenido en la red tiene derecho a explotarlo económicamente. Faltaría más… Pero hay que estudiar al detalle hasta dónde está un creador de contenido capacitado para exigir que se le pague. ¿Es un enlace un elemento suficiente como para ello? ¿Un enlace con un titular? ¿Un enlace con un titular y una breve descripción del mismo? ¿O hablamos de copias íntegras o parciales de ese contenido?

Al final debería ser el sentido común quien dictara los límites, teniendo en cuenta sobre todo los beneficios generados por dicha explotación por parte de los intermediarios, que generalmente son muchísimo más reducidos de lo que la mayoría de lobbies de los derechos de autor pretenden hacernos creer.

Habría algunos puntos más que AMETIC considera adecuados para revisión, como sería el de regular el marco legal de la minería de datos únicamente enfocado a la investigación (¿qué pasa entonces con todas aquellas empresas que la apliquen con fines económicos?) o la creación de un nuevo derecho de protección de los editores de prensa online, cuya materialización ya hemos sufrido en España y en Alemania (ES) con no buenos resultados precisamente.

Hablamos de buscar un equilibrio adecuado entre los intereses de todas las partes y la libre competencia del mercado. Y penalizar el enlace o intentar hacer caja con tasas inventadas o “derechos irrenunciables” no ayuda ni en lo uno ni en lo otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *