1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
Luto Tailandia

El luto digital de Tailandia

El fallecimiento de Bhumibol Adulyadej (ES), el rey más longevo que ha tenido Tailandia, está cambiando de manera temporal (y en algunos casos, permanente) la balanza del negocio y las personas dentro y fuera del país.

Dejando de lado la convulsa situación a la que tendrá que enfrentarse el heredero, quizás a vista de occidente nos cueste ponernos en la piel de una sociedad que prácticamente idolatraba a su rey, considerado por algunos como una auténtica divinidad. Tanto como para dibujar una panorámica tras su muerte que impacta tanto a negocios físicos como a negocios digitales.

Sin ir más lejos, empezaba esta semana el duelo nacional de un año que impondrá a todos los funcionarios públicos a llevar ropa negra en sus horas de trabajo.

Los eventos de entretenimiento están prohibidos durante el próximo mes, y eso compete tanto a conciertos y actividades deportivas como también a la propia programación televisiva y a la cartelera de los cines, que permanecerán cerrados al menos durante los próximos días.

Junto a ellos, buena parte de los negocios locales mantendrán el luto nacional. Restaurantes, hoteles, cafeterías, tiendas… Aunque hay libertad para decidir si sumarse al luto o no, debería ser un elemento a considerar si piensas viajar dentro de poco a Tailandia.

Y a esto se junta el apoyo de las compañías digitales, como el diario local Bangkok Post (EN), que lucía estos días en tonos grises, o la propia Google, cuyo buscador apostaba por el mismo diseño en todas las búsquedas procedentes del país.

Pero quizás el movimiento más drástico, y que me lleva a escribir sobre al asunto, venga de la mano de Facebook, que se ha tomado a rajatabla la normativa nacional y ha bloqueado por defecto cualquier publicidad en su plataforma (EN).

Las empresas e interesados podrán seguir colocando publicidad para personas de fuera de Tailandia, pero por ahora, y hasta nueva orden, el país se queda sin publicidad de Facebook.

Desconozco qué porcentaje de ingresos obtiene Facebook de Tailandia aunque presupongo que serán prácticamente despreciables. Pero en todo caso, me parece un gran ejemplo de cómo esta nueva generación de compañías son capaces de amoldarse con bastante más flexibilidad e inmediatez a los complejos cambios culturales de un mundo aparentemente globalizado.

Que siendo conscientes de que la decisión afecta directamente a las arcas de la compañía, haya empresas capaces de tomar una decisión tan tajante como es el sumarse a un evento cultural específico que rema en contra de sus intereses.

Que tranquilamente podrían haber hecho lo mismo que Google y Bangkok Post, tiñendo de grises su portal, y apoyando así el luto. Pero que deciden ir un paso más allá, pese a que ello sea (hasta cierto punto) nocivo para su negocio.

Es, de facto, y aún considerando que como decía el impacto será más bien despreciable, un soplo de aire fresco que debería servir de alerta al resto de corporaciones.

La ruptura de esa psicopatía corporacional (ES) que hasta ahora siempre ha sido identidad de estas grandes organizaciones. Y una vista esperanzadora a un futuro donde las personas están por delante del dinero, inclusive en ámbitos tan puramente económicos como es el de los negocios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *