1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
Facebook Marketplace

El valor del social-commerce frente al e-commerce “tradicional”

Facebook anunciaba esta semana el lanzamiento de Facebook Marketplace (EN), su propuesta para competir en el mercado del comercio entre ciudadanos. Y no han tardado en oírse voces críticas, argumentando que el mercado ya está suficientemente cubierto con servicios como Wallapop, Mercadolibre o LetGo.

Y lo que creo que estos analistas obvian es que en todos los casos anteriormente citados, se recurre generalmente al perfil de Facebook como elemento de confianza.

Que el saber que esa persona con la que vas a quedar para entablar un intercambio de bienes tiene X amigos en común contigo, o que al menos, parece una “persona normal” en su perfil público (tantos amigos, conversaciones con grupos, imágenes de portada actual y anteriores…).

La confianza es, y ha sido desde la antigüedad, pilar básico de los negocios, y cobra todavía más valor en un escenario como el digital, en el que no siempre tienes contacto directo con el otro, perdiendo así esa capacidad de analizar en base a nuestros sentidos la confianza de esa transacción.

Wallapop recurre, de hecho, a limar esas asperezas permitiendo enlazar la cuenta de Facebook, habida cuenta de que ésta se ha vuelto por defecto la imagen digital identificativa de una persona.

Si ese perfil cuenta con un nutrido grupo de amigos, si tenemos amigos en común, si ese perfil está convenientemente actualizado, se obtiene por defecto una credibilidad que resulta imposible de materializar en un entorno tan limitado como el de los perfiles de Wallapop.

Y sí, Facebook Marketplace llega como mero sistema que pone en común demanda con oferta, sin contar con pasarela de pago ni con capacidad de suministro logístico.

Pero, siendo conscientes de la capacidad de Facebook, ¿a caso podemos permitirnos pensar que estos puntos no están ya en el roadmap de la compañía?

Un sistema de pago que ya está diseñado, y que han estado probando en ámbitos específicos (ES). Y un sistema de gestión logística de ese “último kilómetro” que fácilmente puede ser cubierto con acuerdos con compañías como Uber (Uberbike, Uberreats).

¿A cambio? Compartir NATIVAMENTE tu venta con todos tus conocidos, y utilizar Messenger (y si me apura, WhatsApp), que ya está instalado en prácticamente todos los smartphones de usuarios de FB, como herramienta para ponerse de acuerdo con la otra persona.

Lo mismo que se hacía hasta ahora pero, recalco, dentro del mismo ecosistema, con las comodidades (interconectividad, facilidad de uso, rapidez…) que ello supone.

A la competencia solo le queda saber moverse a tiempo para ofrecer una diferenciación (quizás especializándose en X sectores, u ofreciendo garantías que van más allá de los medios digitales). Porque a día de hoy, y en cuanto Facebook Marketplace llegue, tienen los días contados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *