1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
Facebook Notes Front

Facebook, o la red de producción de contenido más inmediata

Corrían principios de siglo, y un servidor sintió aquella llamada digital a ofrecer algo más a la comunidad.

Internet, al menos para quien escribe, ha ejemplificado la mejor universidad que hubiera podido soñar. Un escenario de aprendizaje y práctica, no exento de errores y callejones sin salida, pero sin duda profundamente interesante. No me cabe duda que hubiera sido una persona totalmente distinta si internet no hubiera existido, y seguramente sería esto lo que me empujó a hacer mis pinitos en la red.

Por aquel entonces no había redes sociales. O al menos no tal y como ahora las entendemos. ¿Blogs? Estaban comenzando, como algo anecdótico. Y la red de redes era pasto de los foros y los directorios.

Pero montarse uno de estos no estaba al alcance de todo el graderío. Más bien todo lo contrario, y no precisamente por los costes, sino por la barrera de conocimiento que precisaba.

Para montarte un foro, primero tenías que alquilar un servidor (eso de tenerlo en casa, habida cuenta de que todavía no había tarifas planas de internet, y de que en todo caso los 28,8kbs de bajada como que no eran suficiente, estaba descartado). El servidor sin un dominio propio de poco te servía, y comunicar uno con otro no era tan sencillo (cualquiera que se haya pegado con las DNS sabe de lo que hablo…). Además, tenías que bajarte el código (¿phpBB, quizás?), instalarlo encima de un Apache (habitualmente), y entonces empezar ya a configurar la plantilla y los diferentes apartados, ajustes de roles incluidos.

Y solo después de esto, te ponías a generar contenido, a favorecer el debate. Y mañana, seguramente tendrías que actualizar X módulo porque el que tenías instalado se había vuelto obsoleto, o ya no era compatible con la última versión del Netscape.

Internet ha cambiado tanto en apenas una década que parece que hablamos del siglo pasado. Tan solo han pasado diez años, amigo.

¿Cuál es la realidad actual?

Que aquellos servicios incipientes que supieron mover en su día las fichas, ahora son gigantes con ecosistemas cada vez más flexibles y sencillos de utilizar (ES).

Tanto que quizás llegue el momento en el que dejemos de ver sentido a eso de “Montarte la empresa por tu cuenta”, apostando por el control prácticamente absoluto que nos ofrece un CMS como WordPress o Drupal, y nos rindamos a la evidencia de que lo bueno, si simple, dos veces bueno.

Podríamos hablar de plataformas de gestión de contenido como Blogger: Un blog dentro de una plataforma la cual no controlamos. O lo que supuso la llegada de Medium, donde ni siquiera la integridad del blog nos pertenece y competimos en igualdad de vista con el resto de “bloggeros”. Sobra decir lo que Twitter supuso a la hora de acercar la información al grueso de la sociedad (te creas una cuenta y ya puedes publicar con unas benditas limitaciones que engrasan la participación). Pero este artículo hay que dedicárselo a esos esfuerzos de Facebook por volverse el único canal de consumo de información del usuario.

Por base de clientes, que no sea. Porque en Facebook estamos prácticamente todos. Y por la cercanía que ello nos arroja (un servicio ya conocido, que llevamos años utilizando a diario, aunque fuera para otros menesteres).

Los primeros en caer, los medios, ansiosos de reducir esos escasos milisegundos que rompen de lleno la experiencia de consumo de información, se agolpan en la lista de espera por utilizar Instant Articles como quien antes usaba WordPress.

Y ahora hasta el más común de los mortales, que había visto como paulatinamente su perfil se transformaba en un canal de comunicación, puede tener su propio blog en Facebook. Gratis, descontando los datos que el uso de esta red social conlleva, y tan sencillo como abrir www.facebook.com/notes (ES) y ponerte a escribir.

Una de las patas de esa Facebook que en 2011 no tenía muy claro hacia donde tirar, y que recibía estos días un lavado de cara para volverse el nuevo Medium de la Red.

Simplicidad al máximo. Ruptura de la ya de por sí baja barrera de entrada a la generación de contenido. Diseño Mobile First, y experiencia de lectura inmediata y muy, pero que muy cuidada. Y a cambio el hipotecar el control del medio a otra Over The Top. De dotarle de todo el poder que ella quiera amasar.

En este tablero estamos jugando, y previsiblemente jugaremos con cada vez más frecuencia a partir de ahora. Hasta que quizás eso de montarte tu propio servidor y ser dueño de tu casa pase a ser mainstream.

Miedo me da, sinceramente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *