1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
Facebook News

Facebook y la retención de toda la cadena dentro de su ecosistema

Hace unas horas estallaba la polémica. The New York Times informaba (EN) que estaba en negociaciones con Facebook con el fin de establecer un equipo de redactores que escribirían artículos directamente en la red social. Y que al parecer, no es el único gran medio que tiene planteado hacerlo.

Buzzfeed, The Times y el National Geographic son algunos de esa media docena de medios de comunicación que darían el paso de aquí a unos meses.

El movimiento, anunciado como propuesta por Chris Crox, responsable de producto en Facebook, ya en Febrero (EN), tiene más miga de la que parece.

Para la red social, es una manera más de rentener del usuario. El conseguir arañar esos escasos segundos en los que el consumidor clica en un enlace para abrirse una nueva ventana y acceder al contenido. Con el cambio, el usuario no sale de su ecosistema y consume la información del medio que habitualmente lee dentro de la plataforma, pudiendo además compartirla y darle Me Gusta de forma nativa, sin tener que realizar nuevamente peticiones externas.

Para los medios, una manera más de acercar la información a donde está el lector, sabedores de la importancia de la red social en sus analíticas. Si el usuario está en Facebook, ¿tiene sentido seguir peleándose por atraer la mirada hacia otro punto? ¿Qué % de potenciales usuarios únicamente comparten el enlace sin tan siquiera abrirlo por la dejadez y pesadez de tener que esperar la carga de otra página? Ya te lo digo. Muchos.

Una lectura que también tiene un riesgo asociado. La retención se efectúa tanto de cara al usuario como de cara al medio. A toda la cadena de producción y consumo de información, para ser más exactos.

Teniendo en cuenta que cada vez más medios delegan la generación de debate en comentarios embebidos en un widget de la red social, y no con un sistema interno de gestión de comentarios, aquí iríamos un paso más allá, siendo el propio contenido el que ya se aloja en los servidores de la red social.

Con lo primero, el mantenimiento y control del debate se externaliza (ES) en un servicio que cuenta con los recursos y medios necesarios para gestionarlo de forma más eficiente. Esto se traduce en una bajada drástica de los recursos que precisa un medio digital, al no necesitar contratar personal específico que modere la comunidad.

También dota de más peso al contenido propio, ya que el debate en Facebook, habitualmente, se hace con círculos de conocidos y no de forma pública.

Con el segundo, se delega la propia noticia en el servicio. El medio pasa a informar directamente donde el usuario está, sin obligar (al menos con aquellas temáticas que se presten a este formato) a visitar su página. Esto favorecerá la difusión del contenido y generará un sentimiento de marca positivo.

Pero no hay que olvidar que hablamos de hipotecar el futuro de estos medios. Conforme más se externalice, más riesgo hay de dependencia a los arbitrarios movimientos de una compañía. Ahora Facebook es fuerte, ¿qué ocurrirá en unos años? Y si todavía sigue tan arriba como hasta ahora, ¿qué pasará si la feroz monetización de la red social acaba por salpicar a estos medios? ¿si la gestión de comunidad pasa a ser un elemento premium de la red social?

El resultado final es un clima de dependencia, que dota de un poder inconmensurable a los chicos de Silicon Valley, y les ratifica nuevamente como reyes del apartado social. Un peldaño más para volverse indispensables en este nuevo mercado digital.

No sabría decir quien está parasitando a quien, a fin de cuentas.

Este post tiene 13 comentarios
  1. Sabia decisión para el lector del diario y usuario de Facebook. Pero ¿cuál será entonces el modelo de negocio del medio de comunicación? ¿Qué espacios publicitarios va a comercializar, si Facebook ¡pertenece a Facebook!? ¿Cómo van a hacer viable el proyecto, económicamente?

    1. Se desprende del anuncio que serán únicamente algunos artículos. Aquellos que por su viralización se pueden permitir “lanzar” en Facebook sin esperar una monetización directa. Al final esto afecta a la imagen propia de marca.

      Es una estrategia de captación en la que parte del contenido estará dentro del propio ecosistema de la red social, y otra parte seguirá en su propia web, donde sí pueden monetizarlo.

      Eso, o han llegado a algún acuerdo a puerta cerrada, claro :).

  2. Pienso que mark nada en billete, tanto que le da igual como se mueva la gente en su red social, solo le ha de interesar ver su “f” en lo que sea para tener el ego bien alto. O talves no le importa ya nada y como dije al principio, nada en billete.

  3. ¿Como van a aparecer estos artículos en Facebook? Si aparecieran en una comuniidad que pertenezca a los medios citados en tu artículo no habría cambio alguno en lo que a día de hoy se está haciendo en Facebook u otras redes sociales, ¿no? O no le veo gran diferencia. Unas empresas que aprovechan el gran eco social que proporcionan estos medios. Además, se aprovechan de la infraestructura de debate de estas redes. Después ponen un “si quiere saber más..” o un, “noticias relacionadas…” que los dirija a sus medios, monetizados o no y ya los tienen pululando.
    No se, ¿Facebook escaparate con atractivos artículos y medios tienda con más artículos en su interior?
    Soy un total ignorante en estos temas pero, ¿podrían darse diferentes variaciones sobre lo que propongo?
    Como he recuchado

    1. Buenas preguntas Mikel, totalmente válidas. Te comento.

      El cambio viene del compromiso que adquieren los medios con la red social. Es decir, que habitualmente la red social es un intermediario entre los usuarios y el medio. De vez en cuando, el medio publica algo de contenido exclusivo en la red social (por ejemplo, imágenes), pero era raro hasta ahora que una noticia como tal se publicase en la red social íntegra y no como una entradilla más enlace.

      Se supone que a partir de ahora un % significativo se publicarán directamente en Facebook, y no en la web de cada medio. Y por detrás, seguramente hubo dinero de por medio. Pero es un cambio que bajo mi humilde opinión ofrece una estrategia demasiado cortoplacista (ahora llegamos a un acuerdo que nos interesa, el día de mañana estaremos vendidos aún más a los designios de Facebook).

      Saludos Mikel!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *