1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
Business Insider

A Google le está saliendo un duro competidor: Facebook

Google se enfrenta estos días a un panorama poco halagüeño. Siendo núcleo de las miradas inquisitivas (correcta o incorrectamente, según se mire) de una Europa que lo acusa de abuso de posición dominante (ES), algunos apuntan a que el reinado del gigante de Mountain View está llegando a su cenit, eclipsado (EN) por el avance imparable de Facebook en algunos de los nichos de mercado que representan el business core de Google.

Mientras el negocio de la publicidad crece para el buscador a razón de porcentajes de un dígito, el de Facebook, aún muy por debajo de las ganancias de Google, lo hace el doble de rápido. Una tendencia a la baja en el primero. Una tendencia a la alta en el segundo. Solo hay que sumar 2+2.

Y si metemos en la ecuación el vídeo, que como ya comentamos en su día, se está posicionando como uno de los formatos de comunicación más valiosos, los chicos del buscador tendrían todavía más razones para preocuparse.

Que en un reciente estudio con los vídeos que han superado el millón de reproducciones (EN) Facebook triplique a Youtube, y este sea superado con holgura por Vine (imagen que encabeza el artículo), es un dato que a nadie le debería pasar desapercibido. La simplicidad e inmediatez de Facebook como plataforma de vídeo contrarresta la falta de exclusividad con la que sí cuenta Youtube (acuerdos muy lucrativos con productores de contenido que solo suben a su plataforma).

Tanto que ya hay estadísticas de mercado que apuntan a que el gasto de publicidad en vídeo de las agencias este año será por primera vez mayor en Facebook que en Google/Youtube (EN). No hablamos de publicidad a secas, hablamos de publicidad en vídeo, que como se puede ver en el siguiente gráfico, supera por poco el que hasta entonces ha sido rey y señor del apartado audiovisual.

advertisers video

La posición de Facebook como red social juega en detrimento del papel de Youtube en el futuro inmediato del vídeo, y por tanto, del negocio de Google: la publicidad.

Frente a esa plataforma de vídeo cuyos comentarios están paulatinamente quedando relegados a un segundo plano (de hecho en tablets ni siquiera se pueden consultar de forma cómoda), los botones sociales de Facebook y la viralización nativa de su ecosistema de aplicaciones (unido a la reproducción automática de éstos, y a la capacidad de hipersegmentación de la plataforma publicitaria Facebook Ads) convierten de facto a la red social en una aliada más adecuada para los intereses de la mayoría de los anunciantes.

Resulta, a fin de cuentas, más sencillo, difundir un vídeo graciosete en Facebook que hacerlo en Youtube. Porque el usuario ya está en Facebook, y a Youtube tiene que entrar para verlo.

Aquella evolución del perfil al canal de la que ya hablamos con anterioridad empieza a dar sus frutos. Facebook se posiciona como referente del vídeo en internet, desplazando el papel de Google, que hasta entonces, ostentaba la corona. El éxito de una compañía centrada en la consecución de objetivos inmediatos (la compra de WhatsApp y el intento de Snapchat van por estos derroteros) está haciendo tambalear al gigante de las búsquedas.

Si en su día perdió el control del apartado social, quizás ahora acabe por perder el audiovisual. Y con estos dos, se queda fuera del juego en buena parte del pastel de publicidad que hasta ahora les ha dado de comer.

Para nosotros, una plataforma que actualmente está jugando muy bien sus cartas, ofreciendo acceso directo a nuestro target específico a un precio inferior al de Google. Quizás con una conversión más difusa (las redes sociales no convierten tan directamente como lo hace un buscador), pero en todo caso muy a considerar.

Así que son buenas noticias. Al menos para la mayoría :).

Este post tiene 4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *