1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
Homesick

Sobre redes sociales, mensajería, y la idealización de la tribu

Trabajo, como seguramente sepa, desde casa. En SocialBrains apostamos en su momento porque cada uno creara su propia oficina. Y eso no hace que estemos menos compenetrados, o que seamos menos productos. De hecho, es justo lo contrario.

Así, en vez de usar el aire como canal comunicativo, usamos Slack (ES). Y claro está, emails y Skype cuando es necesario, Hangouts si lo vemos oportuno. Incluso WhatsApp, para todos aquellos temas menos trascendentes.

Las nuevas tecnologías nos acercan hasta el punto de que SocialBrains está hoy en día presente en tres de las más grandes ciudades de España (Madrid/Barcelona/Zaragoza). Y ello sin ser una mediana-gran empresa, sin un desembolso económico y logístico considerable.

Y aún convencido como estoy de los beneficios de las nuevas tecnologías (ES), no hay que olvidar que nuestra herencia histórica aún pesa, y que tiende a ser reacia a los cambios.

Por ello, si bien en entornos corporativos la ubicuidad es un hecho que no hace más que sumar al esfuerzo de cada individuo, cuando esto lo trasladamos a entornos más familiares, corremos el riesgo de caer en una vorágine depresiva.

El WhatsApp, el Skype, Hangouts, Facebook, Instagram,… son herramientas geniales para estar cerca de los nuestros… tanto si estamos cerca físicamente como si no. Me cuesta exactamente lo mismo hablar por WhatsApp con mi pareja, que vive conmigo, que con mi madre, a unos 800 kilómetros de distancia, y esto será extrapolable también a tu situación, y a la de tus conocidos.

La profesora Doreen Massey lleva tiempo estudiando los efectos de esa idealización de la cercanía (EN), que juega en nuestra contra por el simple hecho de ser animales sociales, animales que históricamente vivíamos (y vivimos) en tribu.

Tienes una llamada por Skype con tu familia. Esa que ves “de Pascuas a Ramos“, y es posible que esa idea de cercanía te haga sentir mejor. Pero una vez terminas, te quedas nuevamente solo delante de la pantalla. Esa cercanía era un simple espejismo, y de hecho, puede llegar a ser más perjudicial que beneficiosa para nuestro estado de ánimo.

Y el problema se incrementa si además de la idealización de cercanía digital incluimos en la ecuación la propia idealización de los cambios de estado en Facebook, y en redes sociales en general.

En estos servicios siempre intentamos dar lo mejor de nosotros. Ese “Yo” (positivo o negativo) que queremos que el resto asocie con nuestra personalidad, aunque en verdad no sea tan semejante como lo pintamos, como Facebook es capaz de representarnos en base a un conjunto de algoritmos matemáticos (EN).

Si ya de por si Facebook acerca a la tribu, a nuestro hogar, esos sentimientos sutilmente sesgados influyen en nuestro subconsciente, que ya de por sí tiende a quedarse con lo mejor de las experiencias pasadas, y empujarnos hacia una constante “morriña” (homesick, como lo define Doreen) hacia lo que hemos dejado atrás.

Son instintos gregarios, interiorizados después de miles y miles de años, y es difícil cambiarlos en unos siglos, más aún en apenas una década. Un tira y afloja que nos hace feliz e infelices según seamos capaces de auto-compadecernos, o de enfrentarnos a nuestro Yo más arcaico (ES).

Doreen Massey termina con algunas recomendaciones para evitar ser cómplices (y víctimas) de esta idealización, que pasan por limitar el uso de redes sociales y servicios de mensajería cuando estemos de bajón, nada más levantarnos y justo antes de acostarse. Y sobre todo entender que lo que sentimos es, hasta cierto punto, innatural (tanto la cercanía como la morriña asociada a esa idealización). Solo una secuela del avance tecnológico, que tiene sin duda lecturas mucho más positivas y valiosas para nuestro crecimiento individual y como sociedad (como es la ubicuidad y la reducción del miedo a enfrentarse a entornos fuera de nuestro círculo de seguridad).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *