1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
Ditu

Plataforma de mensajería sí o no: Messenger y WhatsApp enfrentados

Estos días se celebraba la F8 (EN) de Facebook, la conferencia de desarrolladores de la red social, después de que el año pasado la resucitaran de su largo letargo (tres años sin celebrarse). Y lo que en principio apuntaba a ser un evento más de la agenda, ha dejado un par de momentos muy interesantes para comprender la evolución de la industria y el potencial que tendrá la mensajería como plataforma según la estrategia tomada.

Por un lado, tenemos el anuncio de que Messenger, el servicio de mensajería nativo de Facebook, pasará a ser en sí mismo una plataforma (EN) que empresas y anunciantes podrán aprovechar para tejer una red de aplicaciones que enriquezca la experiencia comunicativa.

Se habla de realizar pagos entre amigos, pasando por una suerte de asistentes especializados que podrían, por ejemplo, devolvernos la cartelera de cine o el tiempo que falta hasta que el próximo bus pase por nuestra parada.

Incluso la comunicación directa (EN) con un comerciante o un departamento de soporte o atención al cliente.

Todo dentro de Messenger, con clara predominancia a monetizar el servicio mediante publicidad y nuevos formatos de vídeo, audio e imagen embebido.

Nada nuevo, a priori, que no hayamos visto ya en Oriente. Line es a día de hoy más o menos lo mismo. Una aplicación de mensajería, sí, pero además un nutrido mercado de stickers, temas y aplicaciones que ahora parecen interesar también a los americanos.

En lo que nos compete, el movimiento abre la veda a ofrecer al potencial cliente ahí donde está y de una forma clara y directa la información que necesita en el momento preciso. Ya no tanto en la red social, que miramos cuando estamos aburridos, sino en la aplicación de mensajería, que sentimos más cercana.

Para ello, sobra decir que el foco comunicativo debe girar en torno a las personas, y realizarse de la manera menos invasiva posible, con el fin de que no sea considerado una molestia y sí un activo de valor alineado con la propuesta de marca. Las campañas de marketing y publicidad tendrán ahora un nuevo canal para comunicarse de tú a tú con su target, siempre y cuando comprendan la idiosincracia del servicio y sean capaces de aprovecharlo.

Todo bien adobado y centralizado con la plataforma de analítica de Facebook, lo cual, sin duda, es de agradecer.

Por otro lado, y aunque a priori no estaba perfilado en la agenda, una pregunta del público sobre la postura de WhatsApp al respecto (que recordemos, fue comprada por Facebook tiempo ha) abre la Caja de Pandora. Los derroteros, en este caso, van en sentido contrario (EN):

“No queremos inundar al usuario con mensajes que no quiere recibir. Es un asunto que nos preocupa mucho. Recibimos correos continuamente de personas que quieren dirigir su negocio o desean desarrollar algo con WhatsApp como eje de la comunicación, pero hay que buscar el equilibrio sin entorpecer la experiencia de usuario.”

Así que dentro de la misma compañía, con dos servicios prácticamente semejantes, encontramos estrategias diametralmente opuestas. WhatsApp no contará con API (al menos este año) y Messenger sí.

WhatsApp seguirá siendo un servicio de comunicación puro y duro (al menos este año) y Messenger virará hacia el modelo de negocio de Line o de la española Spotbros, más sensible a las necesidades de las marcas, de los desarrolladores, y bien usado, del enriquecimiento de experiencia de cara al cliente.

Y a grandes rasgos la medida me parece un acierto mayúsculo, ya que separa dos servicios internos que se hacían competencia entre sí y minimiza el riesgo a represalias por parte de sus usuarios.

A los que nos dedicamos a esto, habrá que esperar a ver materializada esa nueva plataforma, sabedores del valor de una buena estrategia de comunicación vía WhatsApp. Lo que está claro es que la mensajería instantánea como tal está evolucionando. Para unos, hacia un canal más abierto. Para otros, hacia una comunicación más inmediata.

Este post tiene 2 comentarios
    1. Por ahora solo se permite mediante invitación. Es decir, que alguien que ya lo tenga activo te llame (y entonces te lo activan). En Messenger funciona desde hace tiempo, pero tengo entendido que solo para EEUU (o solo gratis para EEUU, que ya no me acuerdo :D).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *