1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
Build2015

Microsoft vuelve al ring: Una #Build2015 que pasará a la historia

Lo escribía hace unas horas en mi blog personal (ES), y lo escribo ahora como integrante del equipo de SocialBrains.

Microsoft ha demostrado en este último evento en San Francisco que está preparada para dar de qué hablar en el sector. Y hasta allí hemos ido para vivir el momento en persona.

Era algo que la compañía necesitaba como el comer, después de años de vacas flacas (vacas flacas con beneficios cuantificados en miles de millones, que ya quisiéramos muchos otros), quedando relegados a un tercero o cuarto puesto en un mercado tan en expansión como era el de la movilidad.

Sin embargo, algo le está ocurriendo a Microsoft estos últimos dos años. Un trabajo infatigable por limpiar la imagen de marca de muchos de sus productos, y de la propia concepción que tiene el usuario de ellos.

La nueva Microsoft, con Satya Nadella al frente, es una tecnológica renovada, que ya ha comprendido (tarde, pero mejor tarde que nunca) que el móvil es el presente, que únicamente del mercado corporativo no se vive, y que para llegar a donde querían estar tendrían que abrazar filosofías más abiertas, basadas en el open source y en la licencia de servicios.

Un trabajo que empieza desde bien abajo, con el soporte a tecnologías de la competencia por parte de los ingenieros de la compañía. Con la participación de estos en eventos de la comunidad de desarrolladores. Con la apertura de fronteras esperable.

No se trata de defender a ultranza sus herramientas frente a las del resto. Se trata de asesorar a cada empresa y a cada usuario en las tecnologías que mejor se prestan a sus necesidades, sean gestionadas por ellos o por otros. Se trata de ofrecer a la comunidad entornos más flexibles que los que encontrarán en los que a día de hoy “parten el bacalao”. De compatibilizar desarrollos con Android e iOS, de aliarse con los máximos referentes del Internet de las Cosas y de apostar por la realidad aumentada.

Así, te encuentras que Azure da soporte a Linux, o que el departamento de Windows Phone te ayuda a portar tu aplicación a Android. La realidad del mercado actual no pasa únicamente por un sistema operativo, sino por un único ecosistema.

Porque justo es allí hacia donde todos quieren tirar. Google y Apple dominando el mercado, lucha a su manera por la convergencia. El primero, bajo el paraguas de unas interfaces semejantes. El segundo, bajo su paulativa compatibilidad a nivel de servicios entre iOS y OS X (móvil/escritorio). Por ahí se ha quedado BlackBerry y Canonical (Ubuntu), dejando paso a un Microsoft que está cerca de conseguirlo.

Windows10 es el nombre elegido tanto para el Windows de escritorio como para el Windows de dispositivos móviles. Y desarrollar para uno es desarrollar para ambos. Dos sistemas que ya se adaptan a las necesidades del usuario, convirtiendo su interfaz según estemos en una u otra pantalla.

Queda igualmente trabajo por hacer. El problema al que se enfrenta Microsoft no es a la falta de buenos productos y servicios, sino a que la compañía nace y sigue estando gestionada por ingenieros. Se le echa en cara la falta de un buen marketing, una buena comunicación, una buena venta, que les ha llevado a no aprovechar al máximo el cambio de estrategia con su navegador.

De Internet Explorer, pasamos a Project Spartan (el icono con el casco espartano era toda una declaración de intenciones), y este al final acabará por salir al mercado como Microsoft Edge, cuyo icono vuelve a asemejarse demasiado al que ya teníamos en IE.

IE-vs-Microsft-Edge

No es el mismo navegador. Es uno totalmente nuevo, pero la mayoría de usuarios seguirán pensando que es el mismo, y lo mirarán con recelo, rememorando lo que hace ya muchos años este representaba.

Una de cal, y otra de arena, Microsoft. Estás por el buen camino. De eso no hay duda. Pero todavía os queda camino por andar.

No os dejéis ralentizar por la mochila histórica, y recordar que aquí lo que importa no es solo ser los mejores, sino también parecerlo (ES).

Este post tiene 2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *