1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
120508 Nuevos Medios

Nuevos Medios

Uno suele ser muy desconfiado de los adjetivos superpuestos a los nombres —y de todos los anglicismos en general—. Es hastío; cuando las cosas se repiten eones de veces suelen cansar, o al menos a un servidor. Las construcciones gramaticales también tienen modas; eso se nota mucho en los doblajes de las películas antiguas, usan frases hechas que bien las podía haber dicho mi señor abuelo. Repiten insistentemente «muchacho», un sustantivo completamente obsoleto y sustituido por el «tío» mucho más actual, dónde va a parar.

—Pero hable usted claro.

—No querrá usted que comience a amojonar el primer día, hombre de dios.

El párrafo introductorio viene a cuento de los «Nuevos Medios» que forman parte y ornan el nombre de este proyecto. No para denostarlos, pese a lo que te pudiese parecer avispado lector, sino para afirmar que en este caso (y en pocos más) es dónde me siento a gusto con el predispuesto adjetivo calificando al nombre y liberando al medio, a los medios, de las recientes y apretadas ligaduras.

Los nuevos medios nos han traído nuevos emisores. El mensaje que lancemos puede llegar a todo el mundo (y a la vez) con solo pulsar el enter. Ciertamente causa vértigo la idea de que una entrada de un blog, o un tweet publicado por un mindundi como el que esto escribe puede llegar teóricamente a seis mil millones de humanos. Los nuevos métodos han democratizado la emisión de contenidos: sólo necesitamos una conexión a  Internet y poco más.

Los gerifaltes de los medios más tradicionales en lugar de subirse a este imparable carro, lo zahieren con afirmaciones gratuitas y falaces: los aristócratas de la información ven como no es necesario pertenecer a ninguna familia, ni a ninguna secreta hermandad para poseerla y difundirla. Es el fin de su reinado y se aferran al trono con uñas, dientes y sofismas. Pero la suerte está echada.

La información hecha por el pueblo y para el pueblo.

Este post tiene 2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *