1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
Sony

Pokemon Go como caballo de troya de la industria móvil

Ha pasado ya un tiempo desde que llegar a nuestras costas (legalmente) Pokemon Go, y esa explosión de hype se ha ido estabilizando hasta los 30 millones de usuarios activos diarios que se calcula (EN/no hay cifras oficiales) podría estar teniendo el juego de Niantic.

Es algo que vaticinamos ya en julio, en nuestra colaboración diaria con Rubén Gil y Arturo Criado en Gestiona Radio (ES). Entonces hicimos hincapié en que el éxito que Nintendo había tenido en NASDAQ estaría previsiblemente inflado, a sabiendas de que la nipona únicamente tenía un porcentaje relativamente bajo del control del producto final.

Y sin embargo, servía entonces de prueba de concepto para que una de las compañías más cerradas de la historia de la tecnología se diera cuenta de todo el negocio que estaba perdiendo.

Cosa que parece haber trastocado la estrategia de buena parte de los sectores aledaños a la industria móvil, empezando por el mundo de los videojuegos, y siguiendo por el de la fabricación de baterías externas o el de la propia realidad aumentada.

‘Pokémon GO’ es un juego que marca la diferencia. Estoy enormemente interesado en su potencial para conseguir cambiar la manera en que las propias personas se mueven en el sentido literal. Es una idea grande e innovadora que está sentando precedente en la industria de los videojuegos.

[La industria del móvil] es algo en lo que ya nos estamos involucrando de manera agresiva. De hecho es un enorme cambio partir de un negocio basado únicamente en las consolas y ampliarlo con otro dedicado a los teléfonos móviles.

Las declaraciones podrían venir de un directivo de Nintendo, pero fueron publicadas por el Financial Times (EN) en una entrevista de la semana pasada a Kaz Hirai, presidente de Sony Corporation, en el IFA de Berlín.

Esta empresa, que junto a Microsoft es hoy la competencia directa de Nintendo ya había realizado (ES) incursiones al mundo móvil con un resultado bastante descafeinado. Pero en vista de lo ocurrido con la franquicia de Pokemon, ha creado un nuevo departamento que está ya desarrollando productos para este sector.

El mercado de jugadores casual está creciendo tanto que no puede ser obviado por los gigantes, y que llega a impactar incluso a la manera en la que el usuario utiliza los recursos tecnológicos.

Algo que ha vivido recientemente la industria de las baterías extraíbles, que en estos escasos dos meses ha vivido un incremento de más del 100% de ventas. Quien no esté preparado para experimentar algo así, lo sufrirá. Qué ironía no poder responder por stock a una demanda del mercado caída del cielo.

¿Qué lleva a un usuario a cambiar tan radicalmente el uso de su dispositivo como para precisar un aumento considerable de batería por el lanzamiento de una aplicación?

¿Cómo un producto digital puede impactar con tanta agresividad en buena parte de la cadena industrial a la que pertenece, generando un incremento brutal de ingresos en unos meses históricamente planos?

¿Puede un proyecto específico, lanzado en el momento adecuado, y pese a tocar tan solo de manera aledaña a una industria, modificar la estrategia del resto de competidores abriendo un mercado que hasta ahora prácticamente estaba dominado por pequeños peces?

Quizás no le veas sentido a eso de salir a la calle a cazar Pokemons. Seguramente eres consciente de que el producto, a nivel de diseño y desarrollo, deja aún muchísimo que desear. Que las aspiraciones que se tenían (influenciadas por los teaser de antes del lanzamiento) eran muy superiores a lo que acabó por materializarse en nuestros dispositivos.

Pero hay algo que no se le puede negar a Pokemon Go, y es que dejando de lado el hype inicial, los miles de millones de beneficios (EN) que ha generado y toda esa oleada difamatoria sobre el perfil de jugador, la aplicación ha batido records no solo en uso sino también en cuanto a su capacidad de revolucionar buena parte de la industria tecnológica.

Algo que llevábamos quizás desde el lanzamiento del iPhone sin experimentar. Y todo un ejemplo a estudiar para los futuros líderes del sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *