1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
130924 Funnel

Ponte las pilas, que al humo le quedan dos telediarios

En ocasiones afirmo que estamos a años luz de lo que se hace al otro lado del charco. Ya se trate de las acciones impulsadas por las empresas norteamericanas y anglófonas en “redes” como Google+, ya del impulso a la innovación de la mayoría de los perfiles Twitter made in Latam, hay que reconocer que son muchos los profesionales poniéndose las pilas. Ayer terminé de “caerme del caballo” con un impresionante post de John Doherty en el blog Moz.

No digo que aquí no haya magníficos profesionales, vaya en primer lugar esta disculpa sin que se entienda como excusatio non petita. Pero en mi funnel informativo diario, blogs de referencia a los que sigo con deleite y a veces hasta con admiración, la nota de Doherty brilla con luz propia. Lleva por título ‘La construcción de un embudo de marketing a partir de los datos de Google Analytics’, y no sin razón uno de los lectores del blog, Ryan McLaughlin, también profesional del marketing, lo califica como “uno de los mejores post de este blog de todo el año”.

Sin extendernos en florituras técnicas, que quien esto firma reconoce que le superan muy ampliamente, el post de Doherty plantea un uso y estudio muy avanzado de los datos que ofrece Google Analytics para construir sobre ellos un mapa detallado de los pasos del visitante-consumidor. Se trata de identificar no solo los niveles de acceso a cada páginas y a cada producto/ítem de venta, sino de inventariar los pasos que cada cual establece dentro de ese funnel, identificar los impactos, y sobre esa base tener datos suficientes para hablar de índices de conversión, retorno de las inversiones y actuaciones de mejora y optimización.

El funnel como tal consta de tres grandes bloques (superior, medio, inferior), y se divide en las siguientes fases: Exposición, que integra todas las acciones comúnmente englobadas en el Social Media; Descubrimiento, o llegada a la web en cuestión; Consideración, o punto en el que un visitante empieza a ser posible cliente; Conversión, como momento de la Adquisición, y punto más estrecho del funnel; Relación con el Cliente, como primera fase de salida tras la Conversión; y Retención, como capacidad de mantener el interés y generar nuevas ventas a partir de una primera conversión.

Como digo, el post original abunda en detalles al respecto, y da una verdadera lección magistral sobre el uso de Excel como una potente herramienta de interpretación de datos, y no como aplicación para crear gráficas exportables a informes powerpoint. No, amigos míos, no: esto es droga dura, el Bronx de la Analítica. Y aunque no entiendo de misa la media (que sí, que lo reconozco), intuyo que es el meollo del mundo tal como lo conoceremos dentro de 25, 40 ó 50 años. Es decir, cuando todo esté interconectado, y las complejas operaciones que propone Doherty en su entrada no sean algoritmos en manos de los listos de la clase, sino las especificaciones de mínimos para considerar “seria” una propuesta profesional de marketing online.

¿Y tú, estás estudiando Excel ya como un loco? Después de la lectura, tuiteé que hasta que no sepa hacer algo similar, tendré que asumir que estoy vendiendo humo… que es el primer paso para dejar de hacerlo 😉

Este post tiene 2 comentarios
  1. La gran cantidad de datos y sus múltiples posibilidades a veces no hace sentir agobiados, pero si dispones de unos objetivos claros, es cuestión de utilizar las herramientas y las fuentes adecuadas para sacarte del agobio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *