1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
131021 Scheduled

Twitter suma los ‘scheduled’… ¿pero mal, y quizá tarde?

131021 scheduledNo parecía lógico, desde luego, que Twitter permaneciera de espaldas a su comunidad de usuarios en cuestiones tan básicas como los tweets programados. Ahora que han dado el paso y han anunciado esa nueva posibilidad del schedule, me parece que tiene aun menos lógica que su tradicional condena al ostracismo como plataforma usable.

Si lo vas a hacer, hazlo bien. Pero dar un paso tan tímido es echar piedras sobre tu propio tejado. Los nuevos tweets programados de Twitter están pensados exclusivamente para anunciantes en la red de microblogging, cuando las aplicaciones de terceros llevan años haciéndolo, como característica abierta para todos los usuarios. De hecho, es una de las características sine qua non de las aplicaciones estrella como Hootsuite, o la propia TweetDeck que fue adquirida por Twitter y que pasa por ser hoy la aplicación oficial de la red, todavía con lagunas inconcebibles en un gestor profesionalizado. Incluso nosotros disponemos de esa opción, gracias a nuestro acuerdo con empresas como Aveiro y Sicom, en forma de software propio que utilizamos también para analítica avanzada, gestión de Big Data e informes de monitorización.

De acuerdo con que Twitter debe cuidar a sus clientes ofreciéndoles funcionalidades exclusivas, pero aquí la única exclusividad que hay es la de poder programar un tweet promocionado. Todo lo demás se puede hacer en cualquier gestor externo, o en aplicaciones propiedad de la red como TweetDeck. En uno de los blogs que ha dado la noticia en primer lugar, KessMetrics, la relación de ventajas que tiene la programación es casi de vergüenza torera: anticipación de días, semanas o meses; posibilidad de añadir enlaces a los tweets programados; capacidad para publicar un status cuando en tu zona horaria es de madrugada; y testing de la efectividad de publicar a diferentes horas. Es decir, nada que no forme parte del día a día de cualquier gestor de comunidades, y no necesariamente de perfil profesional avanzado.

Todo lo anterior me plantea dos cuestiones: una, ¿esto es todo lo que una empresa como Twitter puede ofrecer como gestión avanzada? No lo creo. Cualquier desarrollador (también nosotros), cuenta con funciones mucho más avanzadas como programación en lote, vinculación automática a feeds, autorrespuestas, follows, unfollows o gestión avanzada de listas. La segunda pregunta que me suscita es: limitando como lo han limitado a cuentas de clientes, ¿puede esto dar pistas de por dónde van a ir los tiros en el futuro, con progresivos cierres de las APIs y mayores restricciones al uso de herramientas de terceros? Sería una opción legítima, pero suicida.

Dicho lo cual, me temo que Twitter sigue sin encontrar la fórmula para que los usuarios avanzados pasen más tiempo dentro de la plataforma que fuera de ella. Lo que afecta de lleno a la monetización. Por último, una reflexión que dejo abierta: ahora Twitter padece de cierta hiperpoblación, y quién más quién menos todo el mundo conoce los “trucos” de andar por casa para programar su microblog, mientras la gran cuenta pendiente sigue siendo la cuantificación del ROI. En ese escenario, ¿la programación de status es la mejor de las opciones posibles para una presencia profesionalizada? Es decir… ¿No está ya muy visto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *