1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
Twitter Directo

El canal televisivo hipersegmentado de Twitter

El jueves pasado la NFL americana emitió en directo su partido por Twitter (EN).

La materialización de esa “nueva” red de microblogging por recuperar el interés de sus inversores, apostando por ser el canal de referencia para ver (y no solo leer) lo que está ocurriendo.

La ruptura de esa intermediación que hasta ahora existía en el mundo televisivo: El espectador sentado en el sofá viendo el programa de turno con el móvil en la mano, donde “comentaba la jugada”.

En España, como en EEUU, prácticamente no hay un programa televisivo que no cuente con un hashtag al que seguir. El que la mayoría de realities se saquen con una estrategia en Twitter ya planificada de antemano (creándoles a los concursantes cuentas, dirigiendo el discurso mediante la compra de TTs…) así lo constata.

La emisión de este partido de fútbol ataca, precisamente, al bien más preciado que tiene la compañía: ser el pulso informativo de la información.

Con un aviso:

No queremos ser esa segunda pantalla, sino la única.

A acuerdos como el firmado con Cheddar Opening Bell, que se compromete a emitir en exclusiva dos programas diarios (a las 9AM y a las 3PM) sobre actualidad financiera (EN), se les unirán pronto todas aquellas agencias que tengan ojo para ver dónde estará el negocio de los próximos años.

Porque frente al generalismo masificado de la televisión, Twitter ofrece una hipersegmentación de audiencia que debería, al menos en los papeles, ser potencialmente más rentable.

El tener en una misma plataforma el contenido y el contenedor, lo que está ocurriendo y lo que la audiencia piensa sobre ello.

Todo empaquetado en un servicio que si bien adolece de factores limitantes (como son sus barreras de entrada (ES) y la gestión ineficiente en casos de abuso hacia otros usuarios), es infinitamente más interactivo y directo que el medio televisivo.

La batalla está servida

Queda por ver cómo Twitter es capaz de resultar atractivo para el usuario frente a propuestas ya establecidas como la de la tele.

Que podamos entrar en Twitter y decidir qué ver (descubrimiento), o unirnos a canales creados dinámicamente en base a las temáticas tratadas (programación de canales al uso).

Que encuentre una interfaz sencilla y útil para gestionar sus dos elementos principales (streaming y conversación), ahí donde otras herramientas de terceros están apuntando.

Experiencia gestionando contenido audiovisual (no solo a nivel de streaming, sino también a nivel de canales temáticos) tiene más que de sobra con Periscope.

Encontrar el equilibrio entre lo amateur y lo profesional es quizás el elemento más complejo al que tendrán que enfrentarse. Las vías de inclusión de publicidad sin caer en el mantra invasivo de la televisión o de Youtube, es otro aspecto que debería quitarles el sueño.

Pero la propuesta está sobre la mesa. Y parece adecuarse a lo que la mayoría esperaríamos de una red como Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *