1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
Streaming Media Concept

Estado actual del vídeo en internet

Vivimos un momento apasionante en tanto en cuanto a comunicación se refiere. Han proliferado como la espuma plataformas de compartición de información, tanto textual, como sonora y audiovisual, que han democratizado la producción y consumo de contenido hasta límites que hace tan solo un par de décadas se veían imposibles de alcanzar.

De todos ellos, seguramente el vídeo sea el principal soporte a conquistar en un escenario cada vez más colapsado de propuestas. Y a su vez hablamos de un ecosistema aún no maduro que empieza a sentar las bases de una futura categorización (diferenciación) de canales según las necesidades comunicativas del momento, y que ha llegado a desplazar el uso del GIF (es curiosamente varias veces menos pesado compartir un vídeo corto convenientemente codificado que un GIF, teóricamente creado para estas labores).

Por ello, ¿qué te parece si reflexionamos sobre las diferencias que existen entre uno y otro grupo de servicios de compartición de vídeo, así como las ventajas e inconvenientes que ofrecen cada uno de ellos?

Plataformas de vídeo bajo demanda

Metemos en este saco aquellas cuyo objetivo es ofrecer contenido audiovisual a petición del usuario, con un claro referente: Youtube (ES).

Estos 10 últimos años se han caracterizado por ser dominio prácticamente absoluto de esta plataforma comprada por Google, con lejanos contrincantes de la talla de Vimeo (EN) o DailyMotion (ES).

Hablamos entonces de un contenido generado por los propios usuarios en sus respectivos canales, mayoritariamente gratuito, mantenido bajo patrocinios y publicidad, y que ha sufrido recientemente la irrupción de otro gigante, Facebook, que como veremos está posicionándose muy pero que muy bien en cuanto a vídeo se refiere.

Youtube como repositorio de vídeos temáticos (sobre todo divertidos), trailers oficiales de películas y canales que los medios tradicionales utilizan como un espacio más para publicar algunos de sus productos.

Facebook como una mina de oro para el contenido más personal y directo, sin tantas florituras, así como los contenidos virales.

Esto en tanto en cuanto a plataformas gratuitas se refiere (aunque Youtube ofrezca planes de pago, nunca han tenido el éxito esperable). Si lo que buscamos es una plataforma de consumo de contenido oficial bajo demanda, tenemos irremediablemente el caso de Netflix (EN) y toda esa oleada de compañías que han intentado emular el éxito de esta en diferentes mercados. Una tarifa plana que te permite acceder habitualmente sin casi limitaciones (o al menos sin limitaciones para un uso “normal” de la plataforma) a cientos o miles de títulos de cine y televisión bajo demanda, más algunos de creación propia.

Cierra la guinda del pastel algunas propuestas específicas de medios de comunicación “tradicionales” como ocurre con la española MiTele (ES) de Telecinco o ATresPlayer (ES) de Antena Tres.

Vídeos en directo

El streaming es otro de los canales críticos del sector audiovisual. Youtube cuenta con Hangouts para streaming en directo de “llamadas” grupales, y desde hace unas semanas, con Youtube Gaming (EN), que espera recoger parte de esos descontentos de la compra de Twich por parte de Amazon (ES).

Porque el mundo del videojuego es uno de los reyes del streaming de vídeo (la mayoría de Youtubers de éxito están en este sector).

Por supuesto, siempre y cuando obviemos el mercado asiático, dominado por DouYu (EN), y con decenas de millones de jóvenes conectados a diario.

Termina la ecuación ese grupo de servicios de streaming de vídeo móvil, que fue liderado por productos como Vine (EN) (comprado por Twitter), Snapchat (EN) (que Facebook intentó comprar y no pudo) y más tarde Instagram (EN) (comprado y evolucionado para albergar vídeos por Facebook). Y recientemente, Meerkat (EN) y Periscope (EN) (comprada por Twitter también).

Queda repartido el reino de la siguiente manera:

  • Twitter: Dueña del contenido inmediato. O al menos con el mejor ecosistema para ello (Periscope, Vine, Twitter).
  • Snapchat: Un éxito adolescente que está rápidamente evolucionando hacia lo que podría ser el futuro de la información audiovisual. Generación y tratamiento de noticias a partir de las grabaciones in situ de sus usuarios, más canales oficiales de noticias que ven en esta plataforma una manera más cercana de comunicarse con los futuros dueños del planeta.
  • Facebook: Domina (y seguirá por mucho tiempo) dominando el apartado social. WhatsApp + Instragram + Facebook + Instant Articles así lo avalan. Y de paso, tiene presencia en prácticamente todo el recorrido audiovisual que hay en la mesa, quedando únicamente descolgado en el mundo de los videojuegos.
  • Google: Youtube + Youtube Gaming + Hangout. Quizás demasiado encasillada en su papel de viejo rey. Necesitaría como el comer que esa plataforma de gamers haga sombra a la de Amazon para al menos asegurarse liderar en años venideros algo. O plantearse salir de compras, que por cartera no es. Y por cierto, haciéndole la competencia a servicios de streaming de música como Spotify con Youtube Music (porque sí, hay mucha gente que abre Youtube, incluso en móviles, para escuchar música…).
  • Amazon: Su propia plataforma de noticias + Twitch + Tumblr la posicionan como un futuro competidor en el sector joven. Al menos si no vuelven a perder el norte. En todo caso, falta compromiso por integrar sus soluciones de una manera más efectiva sin que ello sea visto como un ataque al complicado mundo del streaming de videojuegos, donde son los reyes… de occidente.

Para que luego digan que este sector es aburrido :).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *